sábado, 28 de noviembre de 2009

Macromassa - Caramelos de wolframio


Uno de esos Ronchis me ha enviado una bombilla de antiluz para ver mejor el submundo...
Pérez está comiendo detonaciones.

4 comentarios:

  1. He de decir, consecuentemente, que la bombilla me la ofreció O´glor desde el submundo, o el otro (Caso a discutir), pero al no tener más alcachofas tibetanas, todo tuvo que quedar reducido a ser un mero caso: En este caso un mero del Mediterráneo, que, cuando agonizaba in extramuros de su feliz páramo, me confesó que las torrijas y turrones le sentaban mal a su estómago.
    Desconozco a O´glor.Desconozco el submundo. No sé quienes son Macromassa. Voy a llamar al CSI, FBI, CIA, y...llegado el punto, hasta la SGAE.

    ResponderEliminar
  2. Hi, yo digo blues enitaim y ella dice yeah y se quita las gafas para ponerse los guantes de tocar jazz de Almería.
    Señor Autodolor y resto de la concurrencia, aunque con casi toda seguridad muchos de ustedes ya la conozcan, les paso una página donde se puede saber todo lo que se sabe del submundo: http://www.hronir.org/submundo.htm
    Y sin nada más que decirles se despide de ustedes el señor Bosch Electric Drill, señora e hijos.

    ResponderEliminar
  3. Carezco en estos momentos de mandriles (aullándo) de resplandorosas nalgas, que pudiesen ser de utilidad, dado el caso, pero siendo especie sub-humana, quizás tengan por hormonas o efluvios de la estiroides mayormente dados, acceso a Mr. Pérez.
    Uno de mis consejos es que se aúnen los tambores turbodinámicos con las sepias veloces, que golpean el espacio-tiempo desde hace milenios.Es una guerra donde nadie puede intervenir, para mayor gloria del comandante An_sar.. De ahí, puede que el Universo se duplique a ser lo que las especies vivas han deseado, pero, no olvidemos, que hay que abolir el bocata de calamares en zonas no marítimas.(En ese tema soy intolerante.)

    ResponderEliminar
  4. aRGHHH..
    Son "resplendorosas" nalgas...
    (y otras faltas de Hortografiá) que debido a unas morsas, felizmente casadas con hembras Yacks de leche rosa, han perturbado mis dedos extenuados de tántos alimentar a amebas insolidarias. (lo siento: Es una labor social.)

    ResponderEliminar